volver

17 diciembre, 2018

Alianza Regional condena ilegal cancelación de personería de organizaciones nicaragüenses

La Alianza Regional por la Libre Expresión e Información manifiesta su condena a las acciones del gobierno nicaragüense que, a través de la Asamblea Nacional, canceló la personería jurídica de una decena de organizaciones y asociaciones civiles sin fines de lucro, como el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), el Centro de Información y Asesoría en Servicios de Salud (CISAS), Hagamos Democracia, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (IPADE), el Centro Nicaragüense para la Comunicación (CINCO), Popol Na, el Instituto de Liderazgo de las Segovias y la Fundación del Río. Condenamos también los actos de intimidación relacionados con los allanamientos producidos en la madrugada del 14 de diciembre a varias oficinas de organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación.

Exigimos que el gobierno nicaragüense y las instituciones respectivas suspendan y dejen sin efecto estas medidas, que consideramos arbitrarias y contrarias a los estándares internacionales de Derechos Humanos. Advertimos el riesgo que este tipo de acciones violan directamente el derecho de asociación y reunión pacífica, reconocidos ampliamente tanto por la Constitución de Nicaragua como por la normativa del Sistema Interamericano de Derechos Humanos como “derechos sustanciales que brindan protección contra la interferencia arbitraria del Estado cuando las personas deciden asociarse con otras, y son fundamentales para la existencia y el funcionamiento de una sociedad democrática”, y que “impone a los Estados el deber de crear condiciones legales y fácticas en las cuales puedan desarrollar libremente su función”.

La Alianza Regional es una red de que trabaja desde 2006 en el fortalecimiento de las capacidades y conocimientos de las organizaciones miembros para que ellas realicen intervenciones tendientes a mejorar las condiciones de libertad de expresión y acceso a la información en sus países. En este sentido nos solidarizamos con las organizaciones nicaragüenses afectadas por estas medidas y acompañamos el trabajo de nuestro miembro local, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.